Anfac traslada al nuevo Gobierno su preocupación por la pérdida de competitividad de España

11/07/2018 EL MUNDO

Primer encuentro de Anfac, la asociación española de fabricantes de automóviles, con los ministros del nuevo Gobierno. José Vicente de los Mozos, presidente de la misma, cargo que compagina con sus obligación en la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, y Mario Armero, el vicepresidente, se han reunido con la ministra de Industria, Reyes Maroto, y la de Energía y Medio Ambiente, Teresa Ribera.

La visita ha sido básicamente protocolaria, pero ha sido aprovechada por los representantes de este sector industrial, que representa más del 10% del PIB español, para advertirles del riesgo que corre España de perder el octavo puesto en el ranking mundial de países fabricantes de automóviles y el segundo en el europeo.

En su opinión este riesgo se podría subsanar con una serie de medidas que permitieran a la industria española recuperar el puesto que logró conquistar en un momento poco favorable como fue la crisis de 2008.

De los Mozos, buen conocedor de lo que habla como vicepresidente mundial de fabricación en la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, señaló que los costes de producción en España empiezan a ser superiores a los de otros países del entorno europeo por causa, entre otros motivos, de unos costes de la energía un 30% superiores a los que tiene Francia que, paradójicamente, suministra parte de esa energía.

Los máximos directivos de Anfac señalaron antes de visitar a ambas ministras que hacen falta acciones en el terreno laboral, en el de la logística, en el industrial y en el fiscal así como la creación de un marco regulatorio homogéneo y adecuado.

En el terreno laboral, en el que una vez más De los Mozos insistió en ponderar la amplitud de miras de los sindicatos UGT y CCOO, ambos coincidieron en la necesidad de mantener con convenios de empresa (siempre que supongan mejores condiciones que los sectoriales). Y potenciar los contratos de relevo para renovar las plantillas y poder adaptarlas a las nuevas técnicas de producción.

En el de la logística, señalaron el éxito los nuevos camiones de 25 metros de largo, pero señalan que hay que seguir mejorando en este terreno para compensar las desventajar geográficas de España.

Señalaron la falta de ayudas para la mejora de instalaciones industriales en un momento de cambio en que otros países competidores se están volcando en las instalaciones de sus fabricantes. El presidente de Anfac señaló que el sector en su conjunto invierte 10.000 millones anuales en sus instalaciones pero que las marcas acabarán trasladando sus inversiones a países en que les ayuden.

En lo que se refiere a la fiscalidad, los cambios son necesarios para mantener un mercado fuerte que apoye la fabricación en España. Anfac destaca la creación de un impuesto “verde, único y orientado al uso” para el automóvil, unificando los actuales de circulación y matriculación, vinculándolo al dióxido de carbono (CO2) y a la calidad del aire y al uso del vehículo.

“La fiscalidad actual no favorece la renovación del parque automovilístico español, que es uno de los más antiguos de Europa”, aseguró Armero, al tiempo que añadió que España está “a la cola” en lo que se refiere al mercado de vehículos alternativos. Aseguró que esta fusión de impuestos tendría un “coste cero” para la recaudación pública.

Por otro lado, Anfac, propone crear un Consejo Nacional de Movilidad en el que se puedan debatir todos los problemas que afectan al automóvil con todos los actores.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies