Las emisiones contaminantes del transporte han crecido un 2,6% el año pasado

11/07/2018 CdS

Las emisiones contaminantes vertidas a la atmósfera por España alcanzaron en 2017 un volumen total de 338,8 millones de toneladas de CO2 equivalente, lo que supone un aumento de un 4,4% respecto a 2016 y, además, constituye el mayor aumento interanual desde 2002.

Sin embargo, el principal causante de este aumento de las emisiones contaminantes no es el transporte, sino la generación de electricidad, debido a la mayor producción en centrales de carbón y ciclos combinados, así como a la caída de un 49% en la producción hidráulica durante un 2017 marcado por la sequía, según los datos dados a conocer esta semana por el Ministerio para la Transición Ecológica.

Así pues, el sector del transporte, en el que se incluye también el transporte privado de personas, supone un 26% del total de las emisiones contaminantes del país durante 2017, con un aumento de las emisiones de un 2,6% con relación al año 2016, debido principalmente al incremento de las emisiones del transporte por carretera y del transporte aéreo nacional.

En este sentido, el transporte por carretera, que también incluye el transporte privado, constituye un 25% del total de las emisiones contaminantes de España el año pasado y, además, ha crecido un 2,5% anual, mientras que en idéntico sentido, las emisiones del transporte aéreo nacional han crecido un 6,2% entre 2016 y 2017, hasta sumar un 0,8% del total de las emisiones del país.

De igual modo, el transporte por ferrocarril también ha aumentado sus emisiones en mayor medida que el transporte terrestre, con un 3,9% anual, mientras que las de la navegación doméstica crecieron un 0,6% en el período.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies