Crece el optimismo sobre un acuerdo del Brexit en una semana crucial

11/10/2018 EL CONFIDENCIAL

Momento decisivo para el Brexit. Después de año y medio de tira y afloja entre Reino Unido y la Unión Europea, aumenta el optimismo —cauto— sobre la capacidad de ambas partes de cerrar un acuerdo que siente los términos de un divorcio pactado. Pese a la tensión vivida hace apenas unas semanas entre Theresa May y sus socios tras la cumbre de Salzburgo, la ‘retirada ordenada’ que evite una salida de los británicos sin paracaídas está más cerca que nunca. Sin embargo, el éxito aún no está garantizado.

En menos de seis meses, Reino Unido abandonará la UE, por ello es necesario que se cierre ya un acuerdo, para que dé tiempo a aprobarlo y ponerlo en marcha. La semana que viene se celebra la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno europeos, para la que ambas partes querían tener un acuerdo cerrado. Lo que resta de semana y la primera mitad de la próxima serán “decisivas”, en palabras de un diplomático europeo.

“Soy razonablemente optimista sobre la voluntad del Gobierno de May y muy optimista sobre la voluntad de los Veintisiete de tener acuerdo”, ha añadido. Michel Barnier, negociador de la UE para el Brexit, también ha dejado ver que el acuerdo se acerca. Eso sí, “algunas cuestiones difíciles se han dejado para el final”, como qué instituciones tendrán el poder de vigilar el cumplimiento de los términos del divorcio, las indicaciones geográficas que protegen alimentos en la UE y, cómo no, la frontera entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte.

Los británicos son especialmente sensibles a todo lo que se parezca a un control entre Irlanda del Norte y el resto de Reino Unido, mientras que los europeos se niegan a que se alce ninguna frontera “dura” entre la provincia y el resto de la isla de Irlanda. Por ello, para un acuerdo, “debe haber controles en las mercancías que viajan entre la UE y el Reino Unido, controles que no existen en la actualidad”, ha insistido Barnier. En concreto, “controles aduaneros y de IVA”.

Canarias, un ejemplo
La UE ha propuesto a los ingleses que pongan en marcha controles sistemáticos entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido, que no sean “intrusivos”, según Barnier. “Implicarían escanear los códigos de barras de los camiones o contenedores, lo que podría hacerse en ferris o en puertos de tránsito”, ha explicado el jefe negociador de la UE. Para convencer a los británicos, aún reticentes, Barnier ha recalcado que esta solución ya existe en otros países de la UE, en concreto, España. “Los hay en islas, por ejemplo, entre España continental y las Islas Canarias”, ha subrayado.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies