Renfe Mercancías acabará el año con unas pérdidas acumuladas de 246 millones de euros desde 2013

12/02/2019 EL MERCANTIL

Las previsiones del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019, que difícilmente verán la luz dada la situación política actual, avanzan unas pérdidas de Renfe Mercancías de 7,4 millones de euros para finales de este ejercicio. Esta cifra, sumada a las registradas desde 2013, arrojan unas pérdidas acumuladas de prácticamente 246 millones de euros en este periodo. Esta situación económica sitúa a la empresa con un balance débil para afrontar los retos actuales.

Algunas fuentes del sector ferroviario apuntan que incluso este dato está por debajo del real y lo argumentan en que Renfe Mercancías “ha traspasado muchos costes directamente a la matriz o a otras filiales”. Otras fuentes constatan que el operador público “ha reducido pérdidas con el paso de los años, a costa también de perder volumen y estructura”. También recuerdan que el operador “tiene pocas herramientas para competir”, además de tener “un tamaño muy pequeño para sobrevivir en este sector como empresa pública”.

En lo que coinciden los diversos actores consultados es en la predisposición de la compañía para enderezar el rumbo, pese a las dificultades que afronta. Los cambios continuos en su organigrama y la incertidumbre política sitúan a Renfe Mercancías en una situación de precariedad que lastra la puesta en marcha de una estrategia a largo plazo, aseguran.

Ese marco a largo plazo podría pensarse que es ahora el Plan Estratégico 2019-2023, presentado hace unas semanas. Sin embargo, este documento puede acabar en un cajón, como ya ha sucedido en otras ocasiones por los vaivenes políticos. En todo caso, según ha podido contrastar esta publicación, dicho documento apenas hace mención al ámbito de las mercancías, circunscribiéndose su aportación a afirmar que el objetivo es “configurar a Renfe como operador logístico internacional”. De hecho, diversas fuentes afirman que es un plan “hecho a toda velocidad, en dos meses y medio, y que está pensado como estrategia para la apertura del mercado de viajeros”, no para desarrollar las mercancías.

Isaías Táboas Presidente de Renfe
“Queremos hacer gestión logística, pero probablemente no lo podamos hacer solos”

En su intervención en la comisión de Fomento del Congreso de los Diputados del pasado día 28 de enero, el presidente de Renfe, Isaías Táboas, definió a las mercancías como “una actividad vital para la sociedad española” por sus efectos sobre la descarbonización. Por ello, apostó por Renfe Mercancías como un operador logístico integral que debe “ampliar nuestra cadena de valor”.

Táboas incidió en que “ahora hacemos básicamente tracción de los tráficos que se nos encargan, pero no hacemos gestión logística”. A este respecto, reconoció que “probablemente no lo podemos hacer solos y tengamos que buscar alianzas con otros operadores”. De esta forma, el actual presidente de Renfe dejaba claro que ya no es un objetivo la entrada de un socio privado en el capital de la división de mercancías, como lo había sido en etapas anteriores.

Al tomar posesión el actual equipo de Renfe, éste se encontró encima de la mesa un proyecto de diagnóstico de la situación y de búsqueda de un accionista privado a cargo de una alianza formada por Indra y el bufete Roca Junyent. Ahora, la apuesta de los actuales responsables pasa por aceptar el diagnóstico, pero no por la entrada de un accionista privado, sino por un socio estratégico que aporte más negocio que capital. Según han explicado fuentes del sector, Renfe Mercancías se encuentra todavía en esta fase de búsqueda del socio estratégico.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies