Los almacenes frigoríficos rozan el 88% de ocupación a finales de 2018

15/03/2019 EL VIGÍA

El almacenamiento frigorífico cerró el último trimestre del año con un nivel de ocupación del 87,6%, “recuperando, por tanto, los volúmenes de ocupación respecto al trimestre anterior y acercándose a los niveles máximos de principios de año”, según los últimos datos publicados por Aldefe. En esta línea, desde la asociación de explotaciones frigoríficas, logística y distribución de España considera que esta positiva evolución “se está traduciendo en una mejora clara de la situación del sector y en excelentes previsiones para el año 2019”.

Por regiones, Galicia lidera el ranking de ocupación, con un 95,8%, seguido de la zona centro (91,8%), Catalunya (86,5%), València (88,4%) y zona norte (86,4%).

En total, las empresas frigoríficas asociadas a Aldefe manipularon más de 3,5 millones de toneladas a lo largo de 2018. Solo en el último trimestre, el volumen alcanzó las 932.655 toneladas, lo que representa una mejora de más del 5% frente al trimestre anterior.

En este sentido, el secretario general de la asociación, Marcos Badenes, destaca la transformación que están experimentando los almacenes frigoríficos para convertirse en grandes proveedores de otros servicios complementarios y de valor añadido, tales como los etiquetados específicos, la trazabilidad documentada telemáticamente o muestreos aleatorios de mercancías. “En este ámbito, las empresas de Aldefe son, sin ninguna duda, las líderes a nivel español y se encuentran al nivel de sus homólogas del norte de Europa”, añade Badenes.

En cuanto a la facturación, también mostró una evolución positiva debido, precisamente, a los nuevos servicios de valor añadido al almacenamiento. Según las estadísticas, en el conjunto del año alcanzó los 138 millones de euros y en el cuatro trimestre, se situó en 37 millones. En concreto, destacan los ingresos registrados en 2018 en la zona centro (67,4 millones), que concentra más del 48% del negocio, seguida de Catalunya (33 millones), Galicia (9 millones), la zona norte (17 millones) y València (10 millones).

“El aumento de facturación es consecuencia del crecimiento del consumo interno y la mayor diversificación de las actividades de las empresas del frío. Las empresas están prestando nuevos servicios de valor a sus clientes, cada vez más exigentes con la excelencia”, señala Badenes.

Por último, la plantilla media por empresa se situó en 34 empleados en el cuarto trimestre de 2018 y se mantuvo en la línea de los ejercicios precedentes.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies