CETM pide “fuerza y determinación” frente al “desaliento” que detecta en el sector

17/06/2019 CdS

La incertidumbre es uno de los rasgos principales esta época que algunos llaman líquida, precisamente por la fluidez con que se suceden los cambios y las dificultades que plantea esta vorágine en un constante ir y venir.

En la última asamblea de CETM celebrada este pasado viernes en Madrid, su presidente, Ovidio de la Roza, habló del “momento especialmente duro” que vive el transporte, inmerso, como el resto de la sociedad mundial, en una incertidumbre que, a su juicio, anuncia “cambios profundos no solo en España, sino también en Europa”.

A lo largo de su discurso, de la Roza desgranó todos los múltiples retos que tiene el sector sobre la mesa, y que se centran, entre otros aspectos en los desvíos obligatorios, que calificó de “una verdadera euroviñeta por tramos”, el ROTT y sus efectos sobre la pérdida de honorabilidad, la competencia desleal de empresas buzó y cooperativas de trabajo asociado, las restricciones de tráfico para vehículos pesados y el gasóleo profesional.

A vueltas con las 44 toneladas
También tuvo duras palabras el presidente de la Confederación para los clientes de las empresas de transporte, a los que acusa de mantener una “actitud desafiante con sus insistentes exigencias sobre las 44 toneladas“, y de los que afirma que “presumen de ser sostenibles con nuestro dinero y nuestras inversiones”, pero que, en su opinión, “están poniendo la soga al sector”.

De la Roza también llamó la atención sobre la posibilidad de que los cambios regulatorios que se tienen que realizar para facilitar la transición energética del país “podrían servir para introducir por decreto cambios en pesos y dimensiones”.

El presidente de CETM también pidió un esfuerzo a las empresas para que se lancen a la trasformación digital, un proceso que, en su opinión, el sector no se está tomando en serio.

Por último, también afirmó que, pese a que todos dicen que el transporte es un sector estratégico, “no nos respetan”, algo ante lo que caben dos posiciones, a su juicio: “o seguir lamiéndonos las heridas, teniendo conciencia de lo que nos jugamos, o tomar el futuro por la mano con unidad, fortaleza y firmeza. La respuesta está en nosotros mismos. Nadie va a solucionar nuestros problemas.”

De igual modo, de la Roza también dijo que “desafortunadamente detecto cierto grado de interés y apatía y desaliento, motivado quizá por las grandes dificultades que tenemos” y, al tiempo, pidió a las organizaciones empresariales que reflexionen sobre su papel y su futuro.

Frente al presidente de CETM, la directora general de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, recalcó el papel dialogante que han tenido siempre las asociaciones empresariales a través del Comité Nacional y animó a los representantes patronales a seguir trabajando “por la mejora de un sector esencial para nuestra movilidad más segura, sostenible y conectada.”



 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies