Hablamos con Adrián Fariña y Pere Joan Massó de CAPSA. La sostenibilidad en el ADN de la empresa

16/09/2019 AEUTRANSMER

Central Lechera Asturiana (CAPSA) es una empresa productora de leche, batidos, quesos, mantequillas, etc., que tiene su origen en una cooperativa ganadera asturiana y es esta circunstancia la que marca, no solo el pasado, sino también el presente de su gestión.

Pere Joan Massó, Director de logística de CAPSA nos explica que la empresa tiene el 90% de su actividad comercial en la península, Baleares y Canarias, con cinco plantas de leche y batidos, producto que mueven a temperatura ambiente, y dos plantas de refrigerado, yogures, postres y mantequillas, con unas características de transporte más sencillas al tratarse de un gran flujo principal.

En palabras de Pere Joan, lo que marca la gestión de la empresa es la necesidad de “cuidar al productor de la materia prima” que son los ganaderos y las vacas, y de ahí su fuerte apuesta por la sostenibilidad y el medioambiente.

CAPSA transforma toda la materia prima que producen las granjas de lunes a domingo y de enero a diciembre.  Nos cuenta Pere Joan que los periodos de mayor producción no coinciden con los de mayor demanda, por lo que la fabricación está desincronizada de las ventas, generándose desequilibrios de stock a lo largo de todo el ejercicio. A esto hay que sumar las intervenciones para mantenimiento que se realizan en fábricas que trabajan en continuo.

Este escenario tan cambiante requiere una logística muy flexible que se consigue teniendo un estrecho contacto con los proveedores. La empresa trabaja con aproximadamente setenta proveedores de transporte con los que mantiene una política de fidelización.

Nos dice Adrián que prefieren tener un amplio parque de proveedores de transporte, que les proporciona mayor flexibilidad para adaptarse a las fluctuaciones del negocio. La gestión de un pull tan grande no es sencilla pero les permite “especializar” proveedores tanto por zonas geográficas como por clientes.

Trabajan con varios modelos de empresa: desde autónomos de toda la vida (con 6-7 camiones), pasando por empresas de tamaño medio (entre 5-25 camiones) con las que tienen un contacto muy directo y ágil, hasta grandes empresas a las que acuden para spot. Como tienen fábricas en muchos sitios, en local utilizan siempre transportistas de la zona.

CAPSA carga aproximadamente 3.000 toneladas diarias de producto paletizado en 200 camiones. Esto unido a sus características particulares convierte la gestión del transporte en un encaje de bolillos que se complica con unos distribuidores cada más exigentes (tipos de vehículo, condiciones carga y descarga, etc.)

Los envíos a las islas se hacen por contenedor a Canarias (excepto el refrigerado que va por Sevilla en ro-ro) y tanto por contenedor como en ro-ro a Baleares (dependiendo fundamentalmente de qué naviera se trate).

Pasando a la política de sostenibilidad de CAPSA, explica Adrián que han empezado a utilizar vehículos de GNL y, aunque de momento, no sea una solución para toda una flota, sí está funcionando en rutas de larga distancia (alrededor de 900 km) y para más de 150.000 km que es dónde el gas natural ofrece una oportunidad. La incertidumbre sobre cuál será el combustible alternativo que llegue para quedarse, junto con una escasa oferta de vehículos industriales de este tipo, actúan como freno a las inversiones.

Vuelve a hacer referencia Pere Joan  a la vinculación de la empresa con el medio agrario, lo que necesariamente les lleva a trabajar en cualquier línea de protección al medioambiente. En el ámbito de los vehículos de gas, CAPSA actúa como facilitador, manteniendo un compromiso a medio plazo y dando prioridad de  carga. Lamentablemente los planes de ayuda a la adquisición de este tipo de flota a veces son los que marcan la diferencia en la cuenta de explotación. También trabajan con constructores de camiones y proveedores de combustible, con el objetivo de conseguir unas condiciones óptimas y facilitar así el paso de sus proveedores a GNL aunque, como aclara Fariña, el transportista debe tomar la decisión final porque es él quién asume los riesgos.

En la actualidad disponen de aproximadamente veinte vehículos de estas características, que no es mucho para el número de vehículos que cargan cada día pero es un buen comienzo. Hay que proteger al planeta y, en lo que no está en su mano, colaboran para que aquellos que invierten en recursos más sostenibles tengan todas las facilidades.

CAPSA trabaja también en la medición y reducción de la huella de carbono del transporte  a través del programa Lean and Green.

Preguntamos ahora por otro aspecto que influye en la sostenibilidad, como son las sinergias de transporte. Explica Adrián que la historia de CAPSA compartiendo rutas y camiones no es nueva. En 2012 ya hacían uso compartido de un tren de mercancías con treinta y dos vagones que bajaban semanalmente de Asturias a Sevilla en una combinación ingeniosa de rutas que pivotaban alrededor del ferrocarril. Para dar cobertura a esta actividad fundaron Geomer (Gestión y Optimización de Flujos de Mercancías, S.L.), una empresa propia creada para optimizar su gestión logística. Geomer no nació con vocación de comercializar transporte sino de impulsar la optimización de las propias rutas, para lo cual mantienen una estrecha relación con otros cargadores y, sobre todo, con distribuidores.

Desde Geomer gestionan todo el transporte de la organización, aprovechan las sinergias que puedan surgir, bien sea venta de transporte a terceros, colaboración en retornos, o cierre de flujos de ida y vuelta con proveedores o con otros cargadores, siempre con la ayuda de herramientas tecnológicas que lo automaticen en la medida de lo posible.

Para los representantes de CAPSA merece la pena explorar cualquier oportunidad de colaboración ya que es una empresa que se caracteriza por tener un flujo muy unidireccional de Norte a Sur.

Aunque recientemente han incorporado un megacamión para compartir rutas, no se trata de algo novedoso puesto que CAPSA ya compartía desde hace años camiones de 40 tn con otros cargadores. Cuando se autorizaron los megacamiones decidieron ir un paso más allá y, aunque en el volumen de transporte de la empresa esta opción todavía no es muy relevante, lo importante para Adrián es que cuando se es capaz de lograr encajar sistemas y formas de trabajo entre diferentes empresas, se encuentran otras opciones (como pudiera ser el platoonig).

Probablemente en la cuenta de explotación de las empresas no compense el trabajo que supone organizar el transporte compartido con los beneficios obtenidos pero hay que apostar por ello, como dice Adrián entre bromas, “es gimnasia para las organizaciones y, además,  se abre un mundo de diferentes posibilidades de colaboración”.

Acaba  la entrevista  diciéndonos Adrian que “a veces son más las ganas que tienen de hacer cosas que las posibilidades que ofrece el mercado pero, en cualquier caso, está satisfecho porque CAPSA les respalda en esta labor pionera”.

Muchas gracias a Adrian y Pere Joan por dedicarnos un rato y enseñarnos que siempre hay que explorar nuevas oportunidades.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies