El 88% de las importaciones británicas no pagará aranceles en un Brexit duro, según Reino Unido

09/10/2019 EXPANSIÓN

El Gobierno del Reino Unido ha modificado este martes el régimen temporal de aranceles que se aplicaría en el país en el caso de una salida sin acuerdo de la Unión Europea el próximo 31 de octubre y que supondría que el 88% de las importaciones británicas estaría libre del pago de tarifas de entrada, después de que haya revisado las tasas previstas para las compras de camiones y bioetanol, así como un ajuste en las aplicadas a las importaciones textiles.

De este modo, el nuevo régimen temporal que se aplicaría en caso de un ‘Brexit’ sin acuerdo contempla un gravamen del 10% a las importaciones de camiones de gran tonelaje, frente al 22% anterior, así como un ajuste de los aranceles sobre las importaciones de bioetanol para mantener el apoyo de los productores británicos y la aplicación de aranceles a más productos textiles, con el fin de garantizar que los países emergentes mantienen su acceso preferente al mercado británico.

Estas tres enmiendas específicas a las tasas arancelarias publicadas en marzo permitirán que las cadenas de suministro del Reino Unido sigan funcionando sin problemas y mantener los precios bajos para los consumidores, indicó el Gobierno, que estima que «el 88% del valor total de las importaciones al Reino Unido sería elegible para un acceso libre de aranceles».

"Reino Unido es una nación de libre mercado y el comercio británico está en una posición fuerte para competir en un contexto abierto y de intercambios libres", ha afirmado el secretario de Estado de Política Comercial, Conor Burns.

El Departamento de Comercio Internacional del Reino Unido ha asegurado que el nuevo régimen arancelario temporal proporciona un enfoque equilibrado sobre los aranceles tanto para los consumidores como para los productores, subrayando que, en el caso de una retirada sin acuerdo de la UE, las empresas británicas no deberán asumir el impacto derivado del coste de aranceles sobre las importaciones para la mayoría de los bienes.

Por ejemplo, la miel de Nueva Zelanda verá caer su arancel del 17% a cero, las uvas de Brasil se reducirán de alrededor del 15% a cero y otros productos, como las raquetas de tenis y los vinos, ya no tendrán un arancel, ha señalado.

Este régimen se aplicaría durante un periodo de hasta 12 meses, mientras que se prevé realizar a partir del próximo mes de enero una consulta con empresas y consumidores sobre el enfoque permanente de los aranceles del Reino Unido en el marco del desarrollo de una política comercial independiente.

"Nuestro régimen arancelario temporal apoyará a la economía del Reino Unido en su conjunto, ayudando a las empresas británicas a comerciar y abriendo oportunidades para que las empresas importen los mejores productos de todo el mundo a los mejores precios para los consumidores británicos", ha añadido Burns.

A tan solo 23 días de la salida oficial de Reino Unido del bloque comercial más grande del mundo, y sin acuerdo a la vista, el Gobierno se prepara para una posible salida caótica de la UE. En un principio, antes de la fecha original del Brexit en marzo de 2019, Londres estableció un régimen arancelario como parte de las medidas.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies