Barcelona facilitará la trazabilidad del contenedor

17/01/2020 TRANSPORTE XXI

Diversos proyectos innovadores para el futuro puerto inteligente o smart port, en los que lleva tiempo trabajando la Autoridad Portuaria de Barcelona, comenzarán a ponerse en marcha a lo largo del recién estrenado año. Una de las iniciativas más avanzadas es la aplicación CTA (Container Tracking Application) para los clientes finales del enclave, es decir, importadores y exportadores.

La ‘app’ permitirá conocer en todo momento donde se encuentra el contenedor a su paso por la dársena. La herramienta responde “a la necesidad detectada que tienen los clientes finales de saber en tiempo real qué pasa con su contenedor”, señala Joan Carbonell, responsable de Cadenas Logísticas de la Autoridad Portuaria, a TRANSPORTE XXI. En una primera fase, la herramienta es para los contenedores completos, tanto de importación como exportación, de carga seca y que llegan o salen en camión del enclave.

En el caso de los flujos de importación, el cargador sabrá cuándo llega el contenedor al puerto, cuándo se descarga, su situación aduanera, el tiempo que permanece en la terminal, cuándo lo recoge el transportista, sale de la terminal, llega al destinatario, la recogida del contenedor vacío y su traslado al depósito de contenedores o regreso a la terminal. La misma información a la inversa tendrá el exportador, que se cierra cuando el contenedor sale en el barco.

En fases posteriores, la herramienta se extenderá al contenedor reefer, la carga peligrosa, el grupaje o la mercancía que llega o sale en ferrocarril del recinto portuario: “La ‘app’ no tiene fin en cuanto a información o servicios que pueda abarcar, incluida la huella ambiental”. El objetivo es “acabar cerrando todo el círculo”. Lo que se traducirá en la trazabilidad desde que la mercancía sale del almacén hacia el puerto de origen, en los tráficos de importación, hasta el puerto de desembarque y destinatario final, en los flujos de exportación.

“Sabemos que tendrá gran aceptación porque va dirigida tanto a una pyme que mueve un solo contenedor como a las grandes multinacionales que transportan centenares”, añade el experto. El objetivo de la Autoridad Portuaria es que la herramienta, que será gratuita, comience a testarse durante los primeros meses de 2020.

Otro proyecto que empezará a ver la luz a lo largo de este año es el plan de electrificación de los muelles, denominado ‘Power to Ship’, que está evaluado en unos 60 millones de euros. El objetivo es que la mayor parte de los muelles estén electrificados para que se puedan conectar los buques mientras permanecen atracados entre los años 2027 y 2030. La concesión de BEST, la terminal de Hutchison Ports, en el muelle Prat será la primera infraestructura cuya electrificación comenzará a acometerse durante este año. De cumplirse las previsiones que maneja la Autoridad Portuaria, la iniciativa permitirá reducir en un 51 por ciento las emisiones de óxidos de nitrógeno y disminuir en un 25 por ciento las partículas en suspensión cuando esté completado el plan. Las primeras pruebas del proyecto ‘Visual Gates’ también verán la luz a lo largo de este año. En este caso, es una herramienta para poder anticipar lo que pasará en los accesos terrestres a las dos terminales de contenedores, BEST y APM Terminals Barcelona. Y ello supone saber cuándo se formarán colas y, por lo tanto, tener tiempo de actuar para intentar reducir las esperas para recoger o dejar el contenedor, un problema que afecta recurrentemente a los transportistas.

Se trata de aprovechar la información que ya aportan las puertas automáticas que tienen ambas terminales, junto con la información aduanera y otras variables con el objetivo de hacer predicciones “con dos y hasta cuatro días de antelación”, señala Carles Mayol, Sales Manager de la Autoridad Portuaria. Las primeras pruebas serán para predicciones con una o dos horas de antelación. La Autoridad Portuaria de Barcelona se prepara para llegar al smart port o puerto inteligente en el horizonte del año 2040.

Tráfico marítimo
La Autoridad Portuaria ha desarrollado la aplicación ‘Smart Maritime Traffic Management’ para optimizar el tráfico marítimo. La herramienta, puesta en marcha hace dos años, recopila información de los servicios de amarre, practicaje, remolque, bunkering y Marpol. Ello permite tener una información precisa de la situación del barco.

La aplicación se va mejorando de forma continua. Y, en este sentido, el puerto ha sacado a concurso dos nuevos radares, que estarán previsiblemente instalados antes de finalizar el año o principios del próximo. Estos radares “son tecnología punta y nos darán una mayor precisión de la ubicación de los barcos”, señalan fuentes de la Autoridad Portuaria. Hay otros proyectos que ya funcionan y van en línea con el objetivo de smart port como la ecocalculadora para saber las emisiones de CO2.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies