La nueva Aduana de Madrid unifica las tres administraciones para lograr más flexibilidad

26/09/2019 DIARIO DEL PUERTO

La nueva Aduana de Madrid ya está operando a pleno ritmo tras la unificación operativa y física de sus hasta ahora tres administraciones en el área de la capital.

Según fuentes de la Agencia Tributaria consultadas por este Diario, esta importante apuesta organizativa y de cambio de la estructura de las aduanas en Madrid, en vigor desde el lunes 16 de septiembre, tiene como objetivo fundamental dotar de mayor flexibilidad a las gestiones que deben realizar los funcionarios siempre con el objetivo de optimizar los despachos, las inspecciones y contribuir a un criterio único que redunde en la calidad del servicio que presta la Aduana.

La nueva Aduana de Madrid supone la unificación de las tres aduanas que hasta ahora existían en el área de la capital: Madrid-Barajas, Coslada y Madrid-Abroñigal, fusionadas ahora en una misma ubicación y bajo una misma unidad de gestión.

Según fuentes de la Agencia Tributaria, es Concepción Arceredillo, hasta ahora administradora de la Aduana de Barajas, quien ha pasado a ocupar el cargo de nueva administradora de la Aduana de Madrid, siempre dependiendo del Jefe Regional de Aduanas e Impuestos Especiales de Madrid.

Instalaciones
La nueva aduana unificada, según la Agencia Tributaria, ha quedado ubicada en las que hasta ahora eran las instalaciones de la Aduana de Barajas en el Centro de Carga Aérea, a donde también se ha trasladado el personal de las hasta ahora aduanas de Coslada y Madrid-Abroñigal.

Las instalaciones que hasta ahora ocupaba la Aduana de Coslada han sido clausuradas y permanecen cerradas desde el lunes 16, mientras que en Madrid Abroñigal lo único que permanece abierto es un pequeño espacio para labores de inspección dada la especificidad de la carga ferroviaria.

Más de 170 personas integran el personal de la nueva Aduana unificada de Madrid.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies