El precio de los carburantes aumenta un 15% desde noviembre

08/03/2021 ECONOMIST & JURIST

La tregua que se había establecido en los precios de los carburantes está llegando a su fin. El precio de la gasolina y gasóleo roza los niveles de antes de la pandemia del coronavirus y todo parece indicar que se van a encarecer todavía más. Además, acumula una subida de hasta el 15% desde el pasado noviembre.

Cuando se decretó el estado de alarma en marzo de 2020, el precio de la gasolina estaba en 1,28 euros por litro y el gasóleo se situaba en 1,17. Fue entonces cuando se produjeron enormes caídas en los precios, con el gasóleo por debajo del euro y la gasolina un poco por encima. Sin embargo, esas costas no se han vuelto a producir y ahora hay una tendencia al incremento de precios que no cesa.

En las últimas semanas, se han producido trece subidas seguidas para la gasolina y los carburantes se encuentran a uno y dos céntimos de superar los niveles anteriores a la pandemia, en 1,27 y 1,15 euros el litro respectivamente. Estas subidas, que todavía no han llegado a su fin, amenazan a los bolsillos de los conductores, pues se estima que se deberá afrontar un coste adicional de entre 180 euros para el gasóleo y 210 para la gasolina, según ha avisado la Organización de Consumidores y Usuarios.

Para poder entender por qué se está produciendo una subida de los precios cuando todavía seguimos atravesando la pandemia del coronavirus debemos repasar qué se paga en el surtidor. Según la Unión Europea, entre el 29% y el 55% son impuestos, mientras que el 36% es el coste de la materia prima, el 12% el de la logística y comercialización y el 2% corresponde al margen bruto mayorista.

En la actualidad, los costes generales no han sufrido cambios, lo que está provocando un encarecimiento de los precios es la materia prima de origen. El petróleo está alcanzando cotas no vistas en un año ya que se encuentra experimentando algunos problemas en la oferta, además se está comenzando a percibir que la economía global se está recuperando de la pandemia.

Juan Ortín, director del observatorio sectorial DBK de Informa, ha señalado que “en el 2020 el consumo de automoción descendió alrededor del 18% y los precios se redujeron significativamente, en torno al 10%. A pesar de que los rebrotes están retrasando que la demanda se recupere, se prevé una tendencia de mejora de las condiciones del mercado a medida que avance el año, lo que deberá propiciar un repunte de los precios.”

A pesar del incremento en el precio de los carburantes, la gasolina sigue siendo más barata en España respecto a la media de la Unión Europea y la zona euro, ya que el litro cuesta 1,412 y 1,468 euros respectivamente. Por su parte, el litro de gasóleo se sitúa de media en 1,278 euros en la Unión Europea y 1,305 euros en la eurozona.

El año de la pandemia del coronavirus también ha sido complicado para el sector del petróleo. Aunque los precioscrudos de referencia comenzaron el año 2020 rodando los 70 euros por barril, tras la crisis sanitaria su precio cayó hasta los 12 euros por barril en el mes de abril, momento en el que más de la mitad de la población mundial se encontraba confinada. La Organización de Consumidores y Usuarios, ha asegurado que “desde ese mínimo histórico, el petróleo no ha hecho más que subir, especialmente desde el mes de noviembre por las expectativas de una recuperación económica mundial con la llegada de las vacunas”.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies