El calvario de los clientes con contenedores en el Ever Given

07/04/2021 REVISTA PUERTOS Y NAVIERAS

El atasco en el Canal de Suez se ha resuelto, pero los gigantescos buques porta contenedores como el Ever Given, tienen que llegar a puerto y descargarse. El Ever Given sigue anclado en el gran lago salado, a la espera oficialmente de una inspección, puede que también como moneda de cambio en el tema del seguro. Lo que es cierto es que sus 18.000 contenedores tardarán bastante en llegar a su destino.

El Ever Given sigue anclado en el gran lago salado, a la espera oficialmente de una inspección, puede que también como moneda de cambio en el tema del seguro. Su tripulación y oficiales retenidos por las autoridades egipcias y podrían ser arrestados y enfrentarse a cargos. Mientras Evergreen y el Canal han invocado la cláusula del General Average para limitar en lo posible las reclamaciones. Mientras los clientes de los 13.000 contenedores tienen una larga espera y tendrán que pagar más por obtener su mercancía tarde, e incluso participar en el pago de daños si el accidente origina indemnizaciones millonarias.

La Autoridad del Canal dice que va a pedir 1.000 M$ de indemnización.

Las cadenas logísticas mundiales ya estaban bajo presión cuando el Ever Given, encallo en el Canal de Suez el mes pasado. Fue liberado el lunes, pero dejó tras de sí “interrupciones y retrasos en el transporte marítimo mundial que podrían tardar semanas, posiblemente meses, en resolverse”, según A.P. Moller-Maersk, la mayor compañía naviera del mundo, según informa Arkansas Democrat Gazette.

La crisis fue breve, pero también se gestó durante años.
 
Durante décadas, las compañías navieras han fabricado buques cada vez más grandes, impulsadas por el creciente apetito mundial por la electrónica, la ropa, los juguetes y otras mercancías. El crecimiento del tamaño de los buques, que se ha acelerado en los últimos años, suele tener sentido desde el punto de vista económico: los buques más grandes suelen ser más baratos de construir y operar por contenedor. Pero los buques más grandes pueden acarrear sus propios problemas, no sólo para los canales y puertos que tienen que manejarlos, sino también para las empresas que los construyen.
 
“Hicieron lo que pensaron que era más eficiente para ellos mismos -hacer los barcos grandes- y no prestaron mucha atención al resto del mundo”, dijo Marc Levinson, economista y autor de “Outside the Box”, una historia de la globalización. “Pero resulta que estos barcos realmente grandes no son tan eficientes como las navieras habían imaginado”.
 
Sin embargo, a pesar de los riesgos que plantean, los enormes buques siguen dominando el transporte marítimo mundial. Según Alphaliner, la flota mundial de portacontenedores incluye 133 del tipo de buque más grande: los que pueden transportar entre 18.000 y 24.000 contenedores. Hay otros 53 buques en fase de pedido.
 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies