Entrevista a Joaquín del Moral: “Necesitamos un cambio en el modelo logístico dominante”

04/05/2021 DIARIO DEL PUERTO

Tras siete años lidiando con los males históricos del transporte de mercancías por carretera, Joaquín del Moral ha asumido un reto aún mayor: resolver los males históricos del transporte ferroviario de mercancías desde la dirección del que sigue siendo el operador ferroviario de referencia en España: Renfe. Para ello, Del Moral no tiene dudas en cuál es la clave: “Necesitamos un cambio en el modelo logístico dominante”, subraya.

Renfe Mercancías volvió a registrar mínimos históricos en tráficos en 2020. ¿Cuáles fueron las principales causas?

Renfe transportó un total de 14,27 millones de toneladas en 2020: 11,46 millones de toneladas en transporte nacional y 2,8 millones de toneladas en transporte internacional, de las cuales 7,37 millones de toneladas fueron en vagón completo y 6,33 millones de toneladas en transporte intermodal. El balance del tráfico del año 2020 quedó fuertemente marcado por la crisis del COVID-19 y fue especialmente dañino en los meses de abril, mayo y agosto en los sectores automoción y de siderurgia destinada al automóvil. El balance global de la actividad del año en toneladas transportadas se vio perjudicado entorno a un 16% en términos acumulados en comparación con el año anterior a pesar de todos los esfuerzos realizados.

Con esta coyuntura, ¿cuáles son los objetivos de tráfico y de resultados económicos para 2021?

Este año, 2021 sigue estando afectado por los efectos de la pandemia, por lo que la compañía está centrando todo su esfuerzo en la recuperación progresiva de los tráficos con el objetivo de llegar cuanto antes a niveles de producción preCOVID. Para ello, se está haciendo un importante esfuerzo para adaptarnos en todo momento a las necesidades de nuestros clientes, que requieren cada vez más de una mayor flexibilidad. La orientación al cliente y proporcionarle un servicio lo más completo posible y de calidad es nuestro principal reto.

Dos de los puntos críticos de Renfe Mercancías detectados son los recursos humanos y el material rodante. En cuanto a los recursos humanos, ¿cuál es ahora mismo el gasto y qué objetivos hay en este campo a futuro?

Los costes de estructura de personal representan aproximadamente un tercio de los gastos totales del negocio. Hemos reducido esta partida en más de 3 millones de euros en 2020 con respecto al año anterior. La compañía sigue trabajando para alcanzar una dimensión optimizada de la estructura de personal directo e indirecto ajustada a las necesidades de tráfico existentes, siempre con la idea de redimensionarla a futuro en función de la actividad, con el objetivo de ser más eficientes y productivos.

Y en cuanto al material rodante, ¿cuál es la situación de la compañía y qué planes hay de reducir/ampliar este parque?

El material rodante también es un recurso que debemos optimizar en función de la actividad existente y prevista, con el mismo objetivo de eficiencia y productividad. En ese sentido, disponemos en la actualidad de 242 locomotoras y tenemos previsto redimensionarnos entorno a los 8.000 vagones. Esto supone 26 locomotoras menos con respecto a los 3 últimos años y cerca de 2.000 vagones menos por circunstancias de caída de ciertos sectores de actividad y por la obsolescencia del material.

En paralelo necesitamos acometer un plan de inversiones mediante la adquisición de material nuevo y la adaptación del existente compatible con las nuevas infraestructuras que están en desarrollo y con la demanda de nuestros clientes. Para lograr la senda de crecimiento en base a la productividad tenemos que mejorar nuestros ratios de disponibilidad y de fiabilidad del material.

Usted ha afirmado recientemente que “el ferrocarril tiene unas ineficiencias de base que son insalvables”. ¿Cuáles son esas ineficiencias?

Me refería a que el ferrocarril tiene que salvar una serie de dificultades y rigideces que la carretera no tiene. El ferrocarril precisa de terminales específicas, maniobras complejas, movimientos de grúa, requiere de grandes volúmenes, de cierta regularidad y en muchos casos de cambio modal para la última milla, mientras que la carretera es muy flexible prestando un servicio puerta a puerta.

En Europa en términos de toneladas kilómetro, y considerando sólo el transporte terrestre, el transporte de mercancías por ferrocarril tuvo una cuota del 18,7% y en España del 5,5%.

En términos generales y con la previsible progresiva desaparición de la crisis COVID-19, se prevé que los volúmenes de transporte aumenten significativamente para el año 2030. El desequilibrio existente en la distribución modal podría llevar a una saturación del aparato logístico que pondría en peligro el crecimiento económico. Por ello, necesitamos acelerar y fomentar desde todos los ámbitos el transporte de mercancías por ferrocarril para convertirlo en el pilar del sistema de transporte terrestre europeo.

Necesitamos un cambio decisivo en el modelo logístico dominante.

¿Cuáles son sus prioridades estratégicas para acometer este reto?

Estamos ultimando un Plan de Reordenación de la actividad de la compañía que, entre otras muchas cosas, consiste en la recuperación de tráficos que por causas del COVID se perdieron en el año 2020 y la captación de nuevos proyectos comerciales que amplíen nuestra cartera de productos.

Resulta fundamental insistir en esa línea de orientación al cliente y de adaptarse a sus necesidades. También estamos trabajando en ser más eficientes y productivos, optimizando nuestros recursos y redimensionando la compañía en función de la actividad existente y prevista.

En relación a nuestros activos, estamos invirtiendo en la compra y adaptación de material rodante adecuado a las nuevas infraestructuras como el Corredor Mediterráneo y el túnel de Pajares y a los clientes asociados a dichas infraestructuras y a la venta de material obsoleto al que no se le está dando uso en estos momentos por la desaparición de ciertos mercados.

El desequilibrio existente en la distribución modal podría llevar a una saturación del aparato logístico que pondría en peligro el crecimiento económico. Por ello, necesitamos acelerar y fomentar el transporte de mercancías por ferrocarril

Joaquín del Moral en su despacho en Renfe Mercancías.
Joaquín del Moral en su despacho en Renfe Mercancías.

¿Qué papel debe jugar Renfe Mercancías en el mercado ferroviario, de acuerdo con su papel preponderante, su actual evolución, sus limitaciones y sus potencialidades?

Renfe Mercancías quiere crecer en tamaño por la vía de la productividad, de la competitividad y por la aportación de negocios adicionales. Queremos adoptar un mayor compromiso con los clientes a través de una mayor fiabilidad y estabilidad en nuestra relación con ellos. Estamos trabajando en un nuevo modelo comercial con la ampliación de la oferta logística en aquellos mercados maduros y trabajando en nuevos proyectos de mayor valor añadido.

¿Puede contribuir Renfe a conformar una nueva era del ferrocarril en España?

El transporte de mercancías por ferrocarril es la columna vertebral logística sostenible de la economía. Renfe Mercancías tiene un papel muy importante que desempeñar. El ferrocarril es la única forma en que podemos equiparar nuestros objetivos climáticos con el crecimiento económico y, a su vez, con el crecimiento de la industria del transporte. Cambiar el modo de transporte de las mercancías al ferrocarril es el objetivo.

¿Debe seguir siendo Renfe Mercancías un operador público?

Renfe Mercancías seguirá siendo el operador público de referencia en el mercado del transporte de mercancías por ferrocarril y aspira a ser un operador esencial de la cadena logística ferroviaria y terrestre al igual que sus competidores europeos, como el operador público francés SNCF o el operador público alemán DB Cargo. Para ello, resulta fundamental alcanzar la sostenibilidad y viabilidad económica del negocio y en eso estamos a través de las medidas anteriormente expuestas.

En todo caso, además de la rentabilidad económica también resulta fundamental los beneficios que se aportan a la sociedad en términos de reducción de costes externos.

En ese sentido, en 2020, Renfe Mercancías ahorró a la sociedad 291 millones de euros en costes externos, al evitar la circulación de 2,4 millones de camiones. Casi 4 de cada 5 de sus trenes no emitieron CO2 a la atmósfera al utilizar tracción eléctrica y provenir el 100% de la energía consumida de fuentes certificadas renovables. Respecto a la carretera, sus emisiones unitarias de carbono (7,8 gr. CO2/ Tm-km.) fueron 10 veces menores, evitando la emisión a la atmósfera de 850.000 toneladas de CO2.

¿Qué opina de establecer incentivos o subvenciones para captar mercancías para el ferrocarril?

Cualquier iniciativa o política de incentivos que favorezca el transporte de mercancías por ferrocarril es más que bienvenida. Hay que recordar que este tipo de medidas ya están implantadas con éxito en otros países europeos desde hace años y que están justificadas en términos de reducción de costes externos por el trasvase de mercancías hacia modos de transporte más sostenibles. Por tanto, la apuesta por la eficiencia y la sostenibilidad es estratégica. El ferrocarril de mercancías es el futuro como medio sostenible, seguro y modo de transporte innovador: la Comisión Europea lo reconoce.

Hemos reducido la partida de gastos de personal en más de 3 millones de euros en 2020

Joaquín del Moral es director general de Renfe Mercancías desde septiembre de 2020.
Joaquín del Moral es director general de Renfe Mercancías desde septiembre de 2020.

Perfil

Joaquín del Moral Salcedo (1976), es desde septiembre de 2020 director general de Renfe Mercancías, responsabilidad que asumió tras una ya larga experiencia en el ámbito de la gestión pública vinculada al transporte y a la logística.
Director general de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento entre los años 2012 y 2018, antes de asumir la dirección del primer operador ferroviario de España fue director de Renfe Alquiler de Material Ferroviario.
Ingeniero Naval y miembro del Cuerpo de Ingenieros Navales del Estado, con anterioridad a 2012 fue jefe de gabinete de la Secretaría General de Transporte del Ministerio de Fomento y ejerció diversas responsabilidades en la Dirección General de la Marina Mercante.


“Estamos trabajando en la definición de los requisitos del nuevo socio logístico”

¿En qué situación se encuentra la eterna búsqueda de un socio logístico para Renfe Mercancías? ¿Se sigue adelante con este proyecto?
Renfe Mercancías está abordando este proceso de manera rigurosa con el objetivo de proporcionar valor añadido, incrementar el volumen de actividad y generar rentabilidad al negocio, a través de la búsqueda de un socio que pueda aportar un mayor posicionamiento internacional, una integración como proveedor de servicios logísticos globales y la ampliación del portfolio de servicios actuales. En estos momentos, se está trabajando en la definición de los requisitos de dicho socio y en el procedimiento a seguir para la selección del mismo.

Ambicioso plan de digitalización

¿Qué avances ha logrado Renfe Mercancías en los dos últimos años en materia de digitalización e industria 4.0?
La actuación más reciente de Renfe Mercancías en el terreno de la digitalización ha sido la integración de la totalidad de mensajes ofrecidos por Adif con el sistema de comunicación TAF-TSI para intercambiar la información requerida en la operación de los trenes estableciendo la interfaz común (Common Interface) que forma parte de los Common Components System que desarrolla RailNetEurope (RNE). La empresa ha sido la primera ferroviaria que ha implantado el sistema, lo que redunda en su actividad en el terreno de la digitalización.
Renfe Mercancías ha estado trabajando en estos años en potenciar tres áreas de desarrollo: las nuevas tecnologías, la automatización de las operaciones y los interfaces con los clientes. Se inició el camino de la digitalización mediante la implantación de los sistemas de gestión del transporte ferroviario y de la circulación a través de la creación del Centro de Gestión de Operaciones con servicio 24×7 con las más modernas tecnologías para el seguimiento de los tráficos e intervención en caso de incidencias. La función de este centro es realizar un seguimiento, en tiempo real, de todos los elementos que intervienen en el proceso productivo y comercial, desde el momento en que se programa la circulación de un tren hasta que llega a su destino, un proceso basado en tecnología GPS, del que Renfe Mercancías hace partícipes a sus clientes que pueden hacer un seguimiento exhaustivo de su mercancía.
Se está trabajando en la robotización de ciertas operaciones en la terminal; nos vamos a dotar de un servicio de análisis, desarrollo, implantación e integración de herramientas para la planificación de la oferta; vamos a agilizar los sistemas a la hora de planificar los recursos, tanto de material como de personal; se van a crear unos módulos de ofertas para agilizar las propuestas para nuestros clientes en los nuevos tráficos y para los potenciales clientes con la posibilidad de poder ofertar unos precios más competitivos; pretendemos digitalizar toda la información en materia de seguridad integrando los sistemas productivos con las habilitaciones de los maquinistas, del material y de las marchas asignadas; y respecto a las aplicaciones móviles, perseguimos optimizar al máximo la gestión de la jornada de conducción digitalizando el nombramiento de la jornada, la gestión de las pernoctaciones o las peticiones de transporte para la realización de los servicios.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies